lunes, 8 de abril de 2013

♥ EL ENIGMA DE CARMEN BASTIÁN, PABLO CASANOVA.


¡Muy buenos días a todos! Ya estoy de nuevo aquí para reseñaros (por fín) El enigma de Carmen Bastián, por cortesía de Ediciones Dauro. Fue una de las obras de las que os hablé en la entrada EL MENSAJERO TRAE... Lo terminé hace aproximadamente un mes y todavía no había tenido oportunidad de sentarme con tranquilidad para hablaros de él. Así que nada, ¡aquí lo tenéis!




Nº de páginas: 206 págs.
Editorial: DAURO EDICIONES.
ISBN: 9788496677678
Año edición: 2013
Precio: 16 €

Sinopsis: Helena Figueroa, una joven y brillante abogada de Granada, fallece en un desafortunado accidente de tráfico. Al entierro asiste Daniel Velázquez, para quien este viaje supone el reencuentro con sus amigos de siempre, con las huellas de una ciudad y una vida que dejó atrás, e incluso, con el recuerdo de una relación que creía olvidada.
      Durante ese tiempo se suceden una serie de acontecimientos cruciales en su vida: descubre un cuadro de Mariano Fortuny i Marsal, el retrato de Carmen Bastián, una gitana que acabó suicidándose, y días después, recibe un sobre cuyo contenido le hace sospechar que, quizás, el siniestro no ha sido casual.
      Al tratar de desvelar las claves de ese misterio, Daniel se ve inmerso en una complicada trama en la que la vida de su amiga Helena y la de Carmen Bastián quedan unidas por un asombroso secreto.



En mi opinión: 
      Pablo Casanova nos presenta su segunda novela que se sitúa en las calles de Granada. Allí, una muerte violenta, un cuadro de Fortuny y una casa abandonada en la Calle del Pescado a nombre de Atanasio Sánchez Vargas se unen en una encrucijada donde Daniel Velázquez se halla. La muerte de su amiga Helena le ha traído de vuelta a una Granada que ya casi tenía olvidada; igual que Sara, Herrera, Javier y tantos otros amigos que, poco a poco, va reencontrando y con los que, tras unos minutos algo incómodos, todo vuelve a ser como antes de su exilio.

      Un día, cuando visita al recién viudo y contempla la obra de Fortuny en la pared de su sala de estar, algo le llama la atención en el cuadro. Junto a este hecho, recibe una llamada de su secretaria que le explica que ha recibido en su despacho de la Universidad de Cádiz un sobre de Helena Figueroa. ¿Cómo era eso posible? ¿Qué había ocurrido para que Helena le mandara un sobre sin decirle nada? ¿Qué contendría?  Este tipo de preguntas se las hace el propio protagonista hasta que el paquete llega a sus manos y observa su contenido. Cada vez más confuso, empieza a darle vueltas a su contenido y empieza a investigar; algo le dice que ahí está la clave del extraño accidente de su amiga Helena.

      La historia principal se confunde con la secundaria a lo largo de toda la novela. Si bien esperaba (yo) que la investigación de Daniel avanzara de una forma paulatina y que, poco a poco, nos fuese desvelando a los lectores cómo los cabos se van atando, la sorpresa fue cuando en un abrir y cerrar de ojos me desvela todo lo relativo a la muerte de Helena y la investigación queda un poco frustrada (bajo mi punto de vista).  Por eso mismo hablo de una historia principal y otra secundaria donde se entremezclan todos los personajes y llega a confundir al lector. Muchas de las veces no sabía si estaba leyendo una novela con una enigma por resolver o una novela donde las relaciones interpersonales entre los personajes son el argumento. 


      El autor tiene una característica muy especial y es que consigue transportarte allá a donde quiera; sus descripciones son muy completas, muy metáforicas algunas y muy reales otras, pero que le imprimen un carácter curioso a la obra y por el que se entreve que Pablo Casanova es un apasionado de la Historia del Arte pues Daniel, a cada paso que da por las calles de Granada, nos cuenta lo que ve: casas con sus fachadas labradas, las estátuas, el ambiente que se encuentra... Son muchos los elementos que el autor describe de una forma casi poética, narrando las historias que los conforman, a un lector que espera impaciente para llegar al embrollo de la muerte de Helena Figueroa.

      Hablo de esperar impaciente porque, a pesar que el libro son sólo 206 páginas, hasta más de la mitad no se llega a vislumbrar la relación que hay en la obra con el título y esto se debe a la mezcla que he comentado antes de las dos historias (principal y secundaria) a lo largo de la novela.



      Muchos de vosotros podréis estar preguntándoos ahora mismo: "¿Eso significa que no te ha gustado?". Mi respuesta sería sincera: por supuesto que me ha gustado. Es un libro que refleja el mundo interior y exterior del personaje principal; nos enseña sus caras, sus movimientos, sus sentimientos, sus pasiones, sus inquietudes... Eso sí, todo hay que decirlo. Si me fijo en la sinopsis y en el título, el contenido del libro no se ajusta al 100% pero, si por el contrario, me hubieran dicho que es un libro de personas, donde las características más íntimas del personaje salen a la luz y nos muestran el sufrimiento y el desasosiego y el amor, la novela acierta por completo.

      Así que, vuestra es la decisión. Es un libro que me ha gustado mucho por su contenido aunque no por los motivos que me llevaron a leerlo en un primer momento. Mi nota es de 7'5.




      ¿Y vosotros qué? ¿Os animáis a leerlo? ¿Ya lo habéis leído? ¡Contadme cosas que quiero oír vuestras voces! 
      
      Un beso muy fuerte y... ¡Nos leemos!




4 comentarios:

  1. Una reseña muy trabajada. Te felicito.
    Respecto al libro... no es mi estilo para nada. Así, que lo dejaré pasar.
    Tenia muchas ganas de leer tu opinión!
    Muacks!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar :)
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Precisamente también he publicado mi reseña de la misma novela, es una lectura pausada y en dos ratitos se lee sin dificultades.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a ver tus impresiones de la novela :)
      Besos y ¡nos leemos!

      Eliminar